jueves, 10 de marzo de 2016

Noticias: dicen que hay riesgos en invertir en España


Hoy he visto una noticia que me hace pensar sobre la doble forma de ver la vida y, por tanto, la economía y los negocios.

El Foro Económico Mundial (¿pero quiénes son esos?) y Zúrich Seguros señalan el desempleo, la incertidumbre política y la corrupción como riesgos para invertir en España. Y la posibilidad de que quiebre algún banco o de un mal funcionamiento del sistema financiero. Y de que caiga un asteroide. Así aparece (lo del asteroide es mío) en el Informe de Riesgos Globales 2016 elaborado por Zúrich y el World Economic Forum (con este nombre ya se quienes son, claro, Davos).



En mercadotecnia se cuenta esa anécdota de la empresa de zapatos que envía a dos comerciales a África que remiten dos informes totalmente diferentes: uno que dice que es imposible hacer negocio allí porque nadie usa zapatos; otro que dice que las posibilidades son ilimitadas porque allí nadie tiene zapatos. Pues éstos dicen que hay dificultades parta hacer negocio en España por el elevado nivel de desempleo. ¿Y a alguien no le parece una magnífica oportunidad para hacer negocio y hartarse de vender zapatos?

La incertidumbre, incertidumbre, incertidumbre. ¿No caen en la cuenta de cuanta incertidumbre genera esta clase de informes de alguien al que se le supone cierta autoridad en materia económica? ¿La tienen? ¿No creen que se equivocan demasiadas veces? ¿No es posible que, más que vaticinar, se provoquen así los hechos que se comentan? ¿En qué puede fallar nuestro sistema financiero? ¿Qué banco va a quebrar, o pretenden que quiebre, o pretenden que se le inyecte dinero?



La inestabilidad política, la corrupción. ¿Ha frenado la congénita inestabilidad política de Bélgica o Italia, su corrupción, su crecimiento económico? Si la economía tuviera que esperar al gobierno, allí nadie movería un euro, por si acaso. Respecto a España se dice que las dificultades para formar gobierno provocan cierta “ineficiencia” en la gestión. También se cita la subida del precio de la energía y las burbujas de activos, por deudas.

Y tienen razón: si cualquiera de ustedes pasea por nuestra patria se dará cuenta que los funcionarios no cobran sus salarios, los pensionistas no cobran sus pagas, correos no funciona, los médicos no te atienden y los españoles mueren por las calles, nuestros puertos y aeropuertos están cerrados, Hacienda no te cobra, la gente acude despavorida a los bancos a retirar sus fondos, no hay alimentos en las tiendas, etc. Vamos, el caos, la hecatombe, la debacle. No hay gobierno. Pues hay uno, en funciones, por lo que funciona. Hay corrupción. Pero funcionan las policías y los jueces.

Oportunidades. España está llena de oportunidades. Hay problemas y hay soluciones. Quien no forma parte de la solución forma parte del problema. ¿Qué vemos, riesgos u oportunidades?